Lo que debes Saber sobre el Modafinilo

El modafinilo es un neuroestimulante con propiedades eugeroicas (promotor del estado de alarma) y neuroprotectoras indicado para el tratamiento de la “somnolencia excesiva diurna asociada con narcolepsia”, “somnolencia excesiva diurna asociada con apnea obstructiva del sueño” y “desorden del sueño por cambio de turno laboral”.

Hay un elevado número de investigaciones que muestran la interacción del modafinilo sobre los sistemas de neurotransmisores, mas todavía no se conoce un mecanismo preciso de su modo de acción. La patentiza semeja señalar que el modafinilo, de la misma manera que otros estimulantes, acrecienta la liberación de monoaminas, particularmente la norepinefrina y la dopamina. No obstante, el modafinilo asimismo aumenta los niveles de histamina del hipotálamo, que ha contribuido a que se considere un “agente que fomenta el estado de vigilia” en vez de un tradicional estimulante del género de las anfetaminas. Pese a su acción sobre la histamina, comparte parcialmente el modo perfecto de acción con otros estimulantes debido a sus efectos sobre la norepinefrina y dopaminas.

En los ensayos clínicos efectuados, el modafinilo mostró acrecentar y prosperar el estado de vigilia, reduciendo en número de capítulos de sueño a lo largo del día. El modafinilo mejora el estado de vigilia mejorando el nivel de concentración, y no tiene ningún efecto considerable sobre la incidencia de ataques cataplécticos asociados a la narcolepsia. Por otro lado, el singular perfil farmacológico del modafinilo deja que el medicamento pueda ser interesante en el tratamiento de la fatiga asociada a la apnea del sueño o bien la esclerosis múltiple. El modafinilo es considerado como el neuroestimulante de primera elección, por la Federación Europea de Sociedades Neurológicas y la Food and Drug Administration para el tratamiento de capítulos de sueño irreprimible, falta de energía, fatiga pese a haber dormido bien, deseos de dormir en instantes inoportunos, necesidad de siestas usuales, inconvenientes para efectuar actividades por sentir sueño excesivo, entre otros muchos síntomas. Este medicamento no tiene potencial de abuso o bien dependencia equiparado con otros estimulantes comunes, mas se debe tener singular cuidado en personas frágiles debido al efecto del modafinilo sobre la dopamina en el “centro de motivación” una parte del sistema de recompensa del cerebro.

Pese a no estar aprobado para múltiples de estas indicaciones, se ha probado que el modafinilo es efectivo para el trastorno por déficit de atención, depresión, dependencia a opioides y coca, enfermedad de Parkinson, esquizofrenia y fatiga relacionada a enfermedades, tal como a la fatiga producto de efectos secundarios de otros fármacos.

Mecanismo de acción

El mecanismo de acción del modafinilo es ignoto si bien comparte ciertas de sus propiedades con la anfetamina y el metilfenidato. El estado de alarma inducido por el modafinilo puede ser mitigado a través de la administración de un oponente de los receptores a1 como la prazosina, lo que deja finalizar que el medicamento estimula el sistema a-adrenérgico central. No obstante, en estudios in vitro, el modafinilo no semeja actuar como un agonista directo o bien indirecto de los receptores α1.

La estimulación inducida por el modafinilo semeja ubicarse en las subregiones de hipocampo, el núcleo centrolateral del tálamo y el núcleo central de la amígdala, tal como lo apuntan ciertos estudios en animales en los que el modafinilo aumenta la transmisión glutaminérgica en el tálamo y el hipocampo. En contraste a la anfetamina y otros estimulantes del sistema nervioso, la actividad del modafinilo no se debe a interactúes con el sistema dopaminérgico o bien simpaticomimético. El modafinilo no es un ligando para los neuroreceptores implicados en el mecanismo del sueño, no actuando sobre los receptores adrenérgicos, dopaminérgicos, serotoninérgicos, GABAérgicos, adenosinérgicos o bien benzodiazepínicos. Tampoco altera las hormonas implicadas en la regulación del sueño (melatonina, cortisol y hormona del desarrollo).

Cuando las dosis superan los seiscientos mg/día, el modafinilo induce hipertensión y incremento de la frecuencia cardiaca, aunque a las dosis precriptas, los efectos secundarios son mínimos.

Como otros estimulantes del sistema nervioso, el modafinilo genera unas doscientos veces menos alegría que la anfetamina, en lo concerniente a la inducción de comportamientos adictivos, mas se administra en dosis veinte a sesenta veces más alta, con lo que el efecto es afín a las anfetaminas. Una dosis de anfetamina ronda los diez mg al paso que para el modafinilo se utilizan seiscientos mg. El modafinilo no induce una pérdida de peso.

Farmacocinética

El modafinilo es una substancia racémica, cuyos enantiómeros muestran unas propiedades farmacocinéticas diferentes. En el estado de equilibrio (steady state), las concentraciones del isómero-L son unas 3 veces mayores que las del isómero-D. Los dos enantiómeros muestran una farmacocinética lineal tras dosis múltiples, alcanzándose el estado de equilibrio a los dos-cuatro días. La absorción oral del modafinilo es veloz, alcanzándose las concentraciones máximas en plasma a los dos-cuatro horas. Se ignora como es la biodisponibilidad absoluta debido a la imposibilidad de cotejar los niveles plasmáticos y las AUC de las dosis orales con las intravenosas.

El modafinilo se distribuye extensamente en los tejidos anatómicos, uniéndose moderadamente a las proteínas del plasma (sesenta por ciento a la albúmina).

La mayoría del modafinilo se suprime por metabolismo hepático, con una desaminación hidrolítica, una S-oxidación y conjugación con ácido glucurónico. Se generan solo 2 metabolitos inactivos que son eliminados por vía nefrítico. Uno de estos metabolitos, el ácido modafinílico es un potente inhibidor de las isoenzimas CYP2C19 y CYP2C9. Menos del diez por ciento de la dosis administrada es eliminada como medicamento nativo. La semi-vida de supresión es del orden de quince horas.

La insuficiencia nefrítico no influye sobre la farmacocinética del modafinilo, aunque se genera una acumulación del metabolito inactivo. Por contra, la insuficiencia hepática reduce sensiblemente el aclaramiento del medicamento, llegándose a plegar las concentraciones plasmáticas en comparación con los sujetos normales.

Indicaciones

Para administración oral:

Tratamiento de la narcolepsia o bien de la fatiga asociada a la apnea del sueño o bien esclerosis múltiple:

Adultos y adolescentes > dieciseis años: doscientos-cuatrocientos mg una vez al día por la mañana. De forma alternativa, puede administrarse una dosis de doscientos mg por la mañana y una dosis de doscientos mg de noche. Si bien se aceptan bastante bien las dosis de hasta cuatrocientos mg/día no hay patentiza de que las dosis superiores a los doscientos mg/día aporten algún beneficio al tratamiento.

Adolescentes de < dieciseis años: la eficiencia y seguridad del modafinilo no han sido evaluadas.Tratamiento de la fatiga asociada al síndrome de Charcot-Marie-Tooth:Adultos y adolescentes > dieciseis años: en una pequeña serie de pacientes con enfermedad de Charcot-Marie, el modafinilo en dosis de doscientos a cuatrocientos mg/día redujo significativamente la fatiga y el número de capítulos de sueño. No obstante, el número de pacientes (cuatro) es demasiado escaso para poder extraer conclusiones sobre la eficiencia del modafinilo en esta indicación.

Dosis máximas:

Adolescentes de > dieciseis años, adultos y ancianos: cuatrocientos mg/día por vía oral.

Adolescentes de < dieciseis años y niños: no se han evaluado la eficiencia y seguridad del modafinilo en estos sujetos.Pacientes con insuficiencia hepática: se deben reducir las dosis en los pacientes con insuficiencia de grado B y C en la escala Child-Pugh o bien en los pacientes con cirrosis. En los pacientes con insuficiencia hepática grave, las dosis han de ser reducidas hasta en un cincuenta por ciento .Pacientes con insuficiencia renal: no son precisos reajustes de la dosis cuando el aclaramiento de creatinina se halla entre veinte y noventa ml/min. En los pacientes con ClCr <20 ml/min, el metabolito inactivo de modafinilo se amontona, generando unos niveles en sangre nueve veces mayores. Se ignoran los potenciales efectos tóxicos de esta acumulación. Del mismo modo, se ignora si el modafinilo es eliminado en la diálisis.ContraindicacionesEl modafinilo está desaconsejado en los pacientes con hipersensibilidad al medicamento. Si bien el modafinilo no ha probado trastocar la funcionalidad, como cualquier estimulante del sistema nervioso, podría afectar al pensamiento, juicio y comportamiento motor. Los pacientes han de ser prevenidos de que el tratamiento con este medicamento puede afectar su estado de alarma y su capacidad de reacción al conducir o bien manejar maquinaria. Además de esto, el modafinilo puede disfrazar los signos de una necesidad física de sueño.En los pacientes con historia de psicosis, inestabilidad sensible y otras perturbaciones psicóticas, el modafinilo ha de ser administrado con cautela. En algún caso se han descrito alucinaciones y delusiones en esta clase de pacientes.Ciertos estimulantes del sistema nervioso pueden reducir el umbral convulsivo en la epilepsia. No se ha estudiado el empleo concurrente del modafinilo con antiepilépticos, aunque hay alguna patentiza de que el modafinilo podría interferir con el metabolismo de estos medicamentos. En el caso de generarse conmociones, se debe interrumpir la administración de modafinilo.En ciertos ensayos clínicos, la administración del modafinilo estuvo asociada a perturbaciones cardiovasculares en pacientes con enfermedades cardiacas. Se han descrito palpitaciones, dolor torácico, cambios isquémicos en el ECG y disnea, particularmente en pacientes con prolapso de la válvula mitral. El modafinilo no ha de ser precripto a pacientes con angina de pecho, insuficiencia cardiaca, arritmias, disfunción del ventrículo izquierdo, cambios isquémicos del ECG o bien síntomas valvulares asociados a la administración de estimulantes del sistema nervioso. Del mismo modo, se debe tratar con cautela los pacientes con angina inestable o bien infarto de miocardio, dado a que la experiencia del empleo del modafinilo en estos sujetos es limitadísima.Se ignoran los efectos del modafinilo en dosis terapéuticas en sujetos con hipertensión. Se aconseja una usual monitorización de la presión arterial.El modafinilo puede causar el descalabro de una medicación contraceptiva a base de hormonas, causando embarazos no deseados. Se aconseja la práctica de métodos anticonceptivos alternativos a lo largo del tratamiento de modafinilo y a lo largo de un mes por lo menos tras la retirada del medicamentoClasificación de la FDA de peligro en el embarazoEl modafinilo se clasifica en la categoría C de peligro en el embarazo. Los estudios en animales sobre la fecundidad y el desarrollo fetal no dejan valorar el riesgo potencial para el desarrollo fetal humano, y tampoco se sabe si este medicamento es potencialmente teratógeno para el hombre. En ciertos estudios en la rata se han observado efectos embriotóxicos, incluyendo malformaciones esqueléticas y también hidronefrosis. Tampoco se sabe si, debido a sus efectos estimulantes sobre el sistema nervioso, el modafinilo afecta al desarrollo del cerebro fetal. El modafinilo no ha de ser empleado en el embarazo, salvo que los efectos ventajosos para la madre superen el peligro potencial para el embrión.Se ignoran los efectos del modafinilo a lo largo de la lactancia. Muchos estimulantes del sistema nervioso son desaconsejados a lo largo de la lactancia debido a los posibles efectos negativos que podrían inducir sobre el cerebro en desarrollo del lactante. En caso de que se administrase el modafinilo a la madre, se va a deber sostener una angosta vigilancia sobre el lactante para determinar si se patentiza una estimulación del sistema nerviosoEn los pacientes con historia de alcoholismo o bien abuso de drogas, se debe revisar el buen empleo del modafinilo para eludir situaciones de abuso. De hecho, el modafinilo puede generar síntomas de alegría afines a los de otros estimulantes del sistema nervioso. Si bien en un caso, la áspera descontinuación del modafinilo no indujo síndrome de abstinencia, puede que la retirada del medicamento genere un incremento de los periodos diurnos de sueño.El modafinilo ha de ser empleado con cautela en pacientes de más de sesenta y cinco años de edad. Si bien los ensayos clínicos han puesto de manifiesto que estos pacientes muestran una incidencia de efectos desfavorables afín a los de la población por lo general, los estudios farmacocinéticos prueban que el aclaramiento hepático es menor, particularmente si el paciente tiene ochenta o bien más años. Dependiendo en que grado se ubica las funciones hepática y nefrítico en estos pacientes debe considerarse una reducción de la dosis.InteractúesEl alimento retrasa la velocidad de absorción en una hora más o menos, mas no la cantidad de medicamento que se absorbe, con lo que esta interacción no tiene ninguna relevancia clínica. No obstante, como muchos comestibles poseen cafeína, se debe advertir a los pacientes que se abstengan o bien moderen el consumo de café, té o bien otras bebidas o bien medicaciones que contengan cafeína.No se dispone de información sobre los efectos del alcohol o bien de las bebidas alcohólicas sobre los efectos del modafinilo. Posiblemente se generen interactúes farmacodinámicas o bien oponentes. Por tanto, se aconseja que los pacientes tratados con modafinilo se abstengan de consumir alcohol.El empleo concurrente del modafinilo con otros estimulantes del sistema nervioso no ha sido estudiado en profundidad. En algún estudio, la administración conjunta de modafinilo y metilfenidato no alteró la absorción y el metabolismo de ninguno de los 2 medicamentos, aunque la absorción del primero se retrasó en una hora por la administración del segundo. Tampoco se han observado interactúes farmacocinéticas cuando el modafinilo se administró concomitantemente con anfetamina, aunque se generó un ligero incremento de los efectos secundarios. Los pacientes que reciban un tratamiento combinado habrán de ser observados por si acaso apareciesen nerviosismo, irritabilidad, insomnio y otros síntomas relacionados con la estimulación del sistema nervioso.El modafinilo interactúa con las medicaciones anticonvulsivas de múltiples formas. Se ignora como el modafinilo reduce el umbral convulsivante como hacen otros estimulantes del sistema nervioso como las anfetaminas. Como el modafinilo es al tiempo inductor y también inhibidor del sistema microsomal hepático CYP450 es bien difícil saber si la interacción con los anticonvulsivantes se debe a un inducción o bien a una inhibición de dichas enzimas. El modafinilo es metabolizado por la isoenzima CYP3A4 con lo que los anticonvulsivantes que inducen esta enzima (carbamazepina, fosfenitoína, fenitoína, fenobarbital y primidona) pueden reducir su eficiencia al acrecentar su aclaramiento hepático. Por su parte, el modafinilo puede inducir el metabolismo de la carbamazepina, con la pertinente reducción de los niveles plasmáticos de este anticonvulsivante. En el caso de la fenitoína, puede aumentarse su toxicidad al inducir el modafinilo los sistemas enzimáticos CYP2C19 y CYP2C9 que metabolizan este medicamento. En todo caso, se aconseja una angosta vigilancia de los pacientes bajo tratamiento anticonvulsivante al iniciarse la administración del modafinilo.Por un mecanismo de inducción afín al precedente, el modafinilo puede hacer fallar un tratamiento anticonceptivo por ser metabolizados la etinilestradiol y los progestágenos por la isoenzima CYP3A4. Las mujeres con posibilidad de quedar embarazadas habrán de ser advertidas de este peligro y adoptar las medidas precisas para prevenir embarazos no deseados.El modafinilo induce el metabolismo de la ciclosporina a través de la inducción de la isoenzima CYP3A4, habiéndose observado reducciones de hasta un cincuenta por ciento en los niveles plasmáticos del inmunosupresor. Se aconseja la monitorización de los niveles plasmáticos de la ciclosporina si se administra simultáneamente el modafinilo para eludir el descalabro de la inmunoterapia y el peligro de un rechazo.Otros medicamentos cuyo eficiencia y toxicidad, como la teofilina, se sostienen en un rango estrecho de concentraciones plasmáticas, habrán de ser controlados a lo largo de la administración del modafinilo puesto que una inducción metabólica puede reducir la eficiencia y hacer fallar el tratamiento y una inhibición podría acrecentar la toxicidad y en consecuencia las reacciones desfavorables.Por otro lado, los medicamentos que inducen la isoenzima CYP3A4 (anticonvulsivantes, dexametasona, rafabutina, etc) pueden acrecentar el metabolismo y el aclaramiento de modafinilo, con la pertinente pérdida de eficiencia (poco tiempo en plasma poco efecto). Por contra, los medicamentos inhibidores de esta enzima (ketoconazol, itraconazol, fluconazol, miconazol, cimetidina, claritromicina, eritromicina, nefazodona y ciertos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina como la sertralina o bien la fluoxetina), aumentan su concentración plasmática puesto que la isoenzima esta inhibida y no metaboliza a exactamente la misma velocidad al modafinilo. Además de esto, hay otros medicamentos inductores y también inhibidores de la isoenzima CYP3A4, lo que habrá de ser tenido en cuenta al prescribir modafinilo.El modafinilo puede reducir el metabolismo hepático de la warfarina, con lo que se sugiere controlar los tiempos de protrombina y el INR por lo menos a lo largo de los primeros meses de la administración del medicamento a un enfermo anticoagulado.Se ignoran si existen interactúes entre el modafinilo y los inhibidores de la monoamina oxidasa (IMAOs). No obstante, se sabe que otros estimulantes del sistema nervioso generan serias reacciones desfavorables si se administran con los IMAOs, con lo que se aconseja no emplear de manera conjunta los dos géneros de medicamentos. Es más, si hubiese necesidad de regentar un IMAO, se va a deber dejar pasar un plazo de por lo menos dos semanas tras la retirada del modafinilo.Como se ha indicado previamente, el modafinilo puede actuar como inhibidor metabólico de ciertos medicamentos, extendiendo la semi-vida de supresión. Ciertos de estos medicamentos son citalopram, diazepam, fosfenitoína, fenitoína, propranolol, tolbutamida, topiramato y ciertos antidepresivos tricíclicos. Particularmente estos últimos siendo a menudo empleados en la cataplexia habrán de ser administrados con cautela, requiriéndose en ocasiones reducciones de la dosis antidepresiva.El jugo de pomelo reduce el metabolismo de los medicamentos que se metabolizan por medio de la isoenzima CYP3A4 en los enterocitos, como es el caso del modafinilo. Se aconseja que la ingestión del jugo de esta fruta se realice lo más alejado posible en el tiempo tras la administración del modafinilo.Reacciones desfavorablesEn comparación con otros estimulantes del sistema nervioso como el metilfenidato o bien las anfetaminas, el modafinilo muestra una menor incidencia de efectos desfavorables en los pacientes narcolépticos. Las reacciones desfavorables encontradas con una mayor frecuencia están todas y cada una relaciones con el sistema nervioso incluyendo dolores de cabeza, náuseas, vómitos, nerviosismo, ansiedad y también insomnio. La incidencia de estas reacciones desfavorables es >5 por ciento en comparación con las producidas por placebo. Más o menos el cinco por ciento de los pacientes debió interrumpir el tratamiento debido a las reacciones desfavorables, siendo generalmente la causa el nerviosismo, las dolores de cabeza, el insomnio y la depresión.

El modafinilo ha mostrado sostener su eficiencia durante tratamientos largos (de hasta diez años de duración) lo que señala que no desarrolla tolerancia ni adicción. De forma adicional, en ningún caso se ha manifestado un síndrome de abstinencia al interrumpir el tratamiento. Sin embargo, la brusca retirada del medicamento puede resultar en una fatiga y en un número de capítulos de sueño afines o bien mayores a los precedentes al tratamiento.

Otros efectos secundarios, por otro lado comunes a todos y cada uno de los estimulantes del sistema nervioso son amnesia, ansiedad, ataxia, confusión, mareos, depresión, discinesia oro-facial, debilidad sensible, hipertonía, parestesias y temblores. Estas reacciones desfavorables solo un tanto más usuales que las observadas con placebo afectan a >1 por ciento de los casos y acostumbran a ser moderados. Los casos de nerviosismo, intranquilidad y también insomnio, pueden ser minimizados si el medicamento se administra por la mañana.

Los efectos cardiovasculares que se observan en ciertos pacientes incluyen angina, palpitaciones, dolor torácico, cambios isquémicos en el ECG y disnea, particularmente en los pacientes con enfermedad valvular o bien disfunción del ventrículo izquierdo. En otros estudios se ha reportado una exacerbación de las arritmias, hipertensión, hipotensión, vasodilatación y síncope. Particularmente, si se administran dosis de >600 mg/día, es usual la aparición de hipertensión y incremento del pulso. En el caso de sobredosis de modafinilo se aconseja la monitorización cardiaca.

La administración de modafinilo está asociada a múltiples efectos desfavorables sobre el tracto digestible. En un diez por ciento de los casos se generan náuseas y vómitos. Asimismo se han reportado anorexia, diarrea y xerostomía. Por contra, a pesar de ciertos casos de anorexia, el modafinilo no parecer inducir una pérdida de peso. Otras reacciones desfavorables rarísimas son piorrea, úlceras orales y polidipsia.

Por último, otros efectos desfavorables cuya incidencia es < 1-dos por ciento son:Dermatológicos: rash inespecífico, prurito, xerosis.Hematológicos: eosinofilia.Metabólicos:proteinuria, hiperglucemia.Musculoesqueléticos: artralgia, desórdenes articulares y dolor de cuello.Respiratorios: broncoespasmo, asma, disnea, epistaxis, faringitis, rinitis.Órganos de los sentidos: ambliopía, visión turbia, disgeusia.Urogenitales: retención, eyaculación, disfunción eyaculatoria, orina anormal.Generales: fiebre, escalofrios. [woocommerce_reviews id="788" style="1" no_of_reviews="15"]

Regístrate